Comisiones » Permanentes » Comisión Permanente de Agricultura y Ganadería »

AGRICULTURA Y GANADERIA

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P01 Oficina 104

Secretario Administrativo SR. DARRE JUAN AGUSTIN

Martes 17.30hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-2103 Internos 2103/04

cayganaderia@hcdn.gob.ar

PROYECTO DE RESOLUCION

Expediente: 0030-D-2016

Sumario: PEDIDO DE INFORMES AL PODER EJECUTIVO SOBRE DIVERSAS CUESTIONES RELACIONADAS CON EL STATUS SANITARIO ACTUAL DEL ACARO "VARROA DESTRUCTOR", POR SER UNO DE LOS VECTORES RESPONSABLES DE GRAVES DAÑOS BIOLOGICOS Y ECONOMICOS EN LA APICULTURA.

Fecha: 01/03/2016

Publicado en: Trámite Parlamentario N° 1

Proyecto
Dirigirse al Poder Ejecutivo nacional para que, a través de los organismos que considere pertinentes, informe acerca de cuestiones relacionadas con el estatus sanitario actual del ácaro Varroa destructor, por ser uno de los vectores responsables de graves daños biológicos y económicos en la apicultura argentina y del mundo.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Desde la década de 1990 las abejas comenzaron a morir en el mundo, sin una razón aparente. Con el tiempo han aparecido varios culpables de un proceso que aún no se detiene, pero que de a poco se está entendiendo mejor.
Han transcurrido apenas cien años desde el primer hallazgo del ácaro Varroa jacobsoni parasitando a la abeja melífera oriental Apis cerana (Oudemans, 1904), en la isla indonesa de Java. Durante el medio siglo posterior no se le prestó atención alguna debido a que no provocaba daño aparente a las colonias de esta abeja.
La especie Varroa destructor se ha dispersado desde mediados del siglo XX por todo el mundo. Presenta variables genómicas o haplotipos que también parasitan a Apis cerana y a la abeja "europea" Apis mellifera L, razón por la cual desde hace más de veinte años se ha constituido en la peor entidad patógena de la especie.
En 1971, apicultores de Paraguay importaron abejas desde Japón e introdujeron el vector en América del Sur, desde donde se fue extendiendo por todo el continente americano. En la actualidad no existen zonas libres de Varroa.
La enfermedad parasitaria invasiva de las abejas derivadas del vector se denomina varroasis, y afecta a todas las castas de las abejas ocasionando el debilitamiento y con frecuencia la muerte de las colmenas. Por ello, de no intervenir el hombre a través de medidas preventivas, de control y erradicación de los colmenares infestados se llegaría a la pérdida de la apicultura con desastrosas consecuencias tanto para los ecosistemas como para la producción de alimentos.
En Estados Unidos se detectó por primera vez en Wisconsin, en 1987. En mayo de 1992, la varroasis apareció por primera vez en México, en apiarios de Veracruz. En 1995 se reportó en la casi totalidad de los demás Estados del país, consolidándose como una enzootia en las principales zonas apícolas.
En la República Argentina, la varroasis es una parasitosis hiperendémica constituyéndose como la patología responsable de los mayores daños económicos para nuestra apicultura y la del mundo.
Esto se debe a las dificultades que presenta su control por su poder de diseminación y rápida reproducción. Muchas de las pérdidas de colmenas registradas durante los últimos años se debieron principalmente, junto con problemas nutricionales, a la acción del ácaro Varroa destructor sobre colonias que no recibieron un correcto tratamiento o un monitoreo continuo de la población de parásitos.
Los investigadores de los países donde desde hace ya cuatro años se registran desapariciones de abejas, fenómeno llamado Síndrome de Despoblamiento de Colmenas, le adjudican un rol protagónico a la varroasis como desencadenante del trastorno que deja sin población a las colonias. En nuestro país, si bien no se describió hasta el momento un fenómeno con las características del Síndrome de Despoblamiento de Colmenas, se le atribuye a la varroasis gran parte de las pérdidas económicas.
Asimismo, tanto la exportación de abejas como polinizadoras de la agricultura intensiva, como los movimientos humanos habrían llevado este vector a todas partes del mundo, poniendo en mayor peligro a este insecto. Así, el hombre habría sido cómplice del ácaro en propagar la enfermedad por el planeta, dice un estudio publicado en Science y liderado por la Universidad de Exeter, en Reino Unido.
Argentina cuenta con el Programa Nacional de Sanidad Apícola, creado por Resolución 278/2013 del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria -SENASA, que fija en su artículo 2º sus funciones, especificando en el inciso a) las medidas operativas a fin de reducir el impacto de las principales enfermedades de las abejas, entre las que cita la varroasis, razón por la que se requiere información al respecto.
Por las razones expuestas, señor Presidente, y en virtud de la enorme gravitación que implica para la supervivencia de las especies proceder a conseguir poblaciones de abejas melíferas sanas en un contexto de sistemas agrícolas productivos y ecosistemas prósperos, solicito el acompañamiento de mis pares para la aprobación del presente proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
TOMASSI, NESTOR NICOLAS CATAMARCA JUSTICIALISTA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
AGRICULTURA Y GANADERIA (Primera Competencia)