Comisiones » Permanentes » Comisión Permanente de Comercio »

COMERCIO

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P01 Oficina 107

Martes 14.00hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-2108 Internos 2108/10/49

ccomercio@hcdn.gob.ar

PROYECTO DE RESOLUCION

Expediente: 1033-D-2011

Sumario: PEDIDO DE INFORMES AL PODER EJECUTIVO SOBRE LAS RAZONES QUE JUSTIFICAN EL MANTENIMIENTO DE CUPOS, CUOTAS O RESTRICCIONES EN LAS EXPORTACIONES DE TRIGO, Y OTRAS CUESTIONES CONEXAS.

Fecha: 18/03/2011

Publicado en: Trámite Parlamentario N° 12

Proyecto
Solicitar al Poder Ejecutivo que, a través del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, informe sobre los siguientes aspectos, a saber:
1. Cuáles son las razones que justifican el mantenimiento de los cupos, cuotas o restricciones de cualquier naturaleza en las exportaciones de trigo.
2. Cuáles son las razones por las cuales se demora la reincorporación de los productores de granos al registro de operadores de granos de la AFIP y no se establecen mecanismos de agilización del trámite.
3. Si se han analizado nuevos y modernos instrumentos de comercialización para evitar posiciones dominantes o intervenciones oficiales en el mercado, otorgando un marco de previsibilidad a la producción y comercialización de trigo.
4. Cuáles son los motivos por los cuales no se ha realizado el pago de compensaciones de trigo de campañas anteriores.
5. Cualquier otra información que sirva al presente.-

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El presente proyecto de resolución tiene como antecedente el expediente 8618-D-2010, de mi autoría.
El Trigo es una producción que tiene un gran impacto en algunas regiones de la provincia de Buenos Aires y La Pampa ya que en muchos casos es el único cultivo que se puede sembrar, y el que sostiene la matriz productiva de estas regiones. Si no existe rentabilidad en la producción de trigo, los habitantes de esas regiones tienden a migrar hacia otras zonas donde existan explotaciones más rentables, generándose un problema socioeconómico con profundas consecuencias geoestratégicas para nuestro país. El trigo, por lo tanto, es un cultivo fundamental para la rotación agrícola y la sustentabilidad productiva.
La situación actual que presenta el mercado del trigo, respecto de su comercialización nacional e internacional es sumamente compleja. El principal problema que enfrentan los productores de trigo es que no existe una apertura real de los mercados de exportación. Con la política actual de exportaciones se abre y cierra, de manera arbitraria, el mercado internacional. Esta situación se produce debido al manejo que hacen los entes gubernamentales de los ROES VERDES -Registros de Operación de Exportaciones Verdes- como una herramienta que regula el mercado exportador. La emisión puntualizada de ROES genera una situación en la cual los actores que históricamente pujaban por el trigo generando los precios de mercado, la molinería y los exportadores, aseguren sus compras a un precio de mercado ficticio, mucho más bajo que el precio real al que podría acceder los productores. Esta situación genera una quita de rentabilidad directa sobre los ingresos de los productores, que sumada al descuento por retenciones agrícolas al trigo -Derechos de Exportación- provocan que la retención real llegue aproximadamente al 45% del valor FOB del trigo.
Para explicarlo de otra manera, los descuentos se originan en la incertidumbre que tienen los exportadores en la entrega de permisos para embarcar granos -ROES VERDES- por parte de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA). La demora neutraliza la competencia entre exportadores y molineros por abastecerse del cereal y provoca una baja del 40% y el 45% en el precio que se le paga al productor.
De lo anterior se desprende que resulta necesario evitar aquellos mecanismos de comercialización que, en la práctica, perjudiquen a la cadena triguera en general, y al sector productivo en particular.
Las estimaciones oficiales de la cosecha de trigo de la campaña 2010/2011 arrojan cifras que las establecen en 12 millones de toneladas, lo que representa un significativo aumento con respecto a la campaña anterior. Además, hay que sumarle saldos acumulados de la anterior cosecha por casi 2,3 millones de toneladas, lo que termina generando una oferta real de 14,3 millones de toneladas de trigo. Considerando las necesidades de la industria molinera para abastecer el consumo interno y además dejando el saldo habitual de 1 millón de toneladas para la campaña 2011/2012, estarían en condiciones de exportarse una 7,3 millones de toneladas. Hasta la fecha solo se han emitido licencias por 3 millones de toneladas.
Como se observa, no existe un peligro real de desabastecimiento del mercado interno, tal cual como fuera expresado por representantes del Poder Ejecutivo Nacional. Sin embargo, l os buenos precios del mercado internacional no llegan al productor, produciéndose una transferencia de recursos desde los productores hacia la molinería, los exportadores y hacia el Estado. Sin duda esta situación ahoga, aun más, a las zonas trigueras, que vienen de sufrir en el año 2009 la peor cosecha en 100 años.
Es bueno recordar que la industria molinera es el eslabón de la cadena agroalimentaria del trigo más subsidiado, y que además detenta un tratamiento impositivo diferencial que hace muy desigual la distribución de las ganancias en el cultivo del trigo.
En cuanto a la producción de trigo, los productores agropecuarios de las zonas "marginales" -donde la soja no es una opción real de cultivo- siguen apostando a este producto, provocando que se incremente el área sembrada y proyectando alcanzar volúmenes de producción que superan ampliamente las necesidades de consumo interno. En el sudoeste de la provincia de Buenos Aires, a modo de ejemplo, la mayoría de las hectáreas destinadas a la agricultura se siembran con trigo y cebada. Las medidas oficiales que "distorsionan" el mercado del trigo, afectan directamente a los productores agropecuarios de una zona que viene siendo, por cuestiones climáticas, muy castigada en los últimos años.
La situación actual se puede observar en un breve ejemplo. Con un Precio del Trigo (FOB) de U$S 291, luego de deducir los impuestos, retenciones y gastos portuarios se llega a un precio FAS para el productor de U$S 208, lo que equivale a 833 $/ton de trigo. Hoy, un productor agropecuario, recibe 680 $/ton trigo de parte de los molinos. Esta situación provoca que, el productor, deje de obtener unos 153 $/ton trigo.
Considerando, a modo de ejemplo, que en el Partido de Adolfo Alsina se siembran aproximadamente unas 120.000 hectáreas de las cuales el 70% se destina a trigo -el resto a la cebada- y se determina como rinde promedio unos 2000 kg/ha se llega a la conclusión que solamente en este partido, los productores dejan de percibir, aproximadamente unos $ 25.700.000. Esta es la situación de uno de los partidos del sudoeste de la provincia de Buenos Aires, siendo los rindes en otras localidades menores.
Debemos insistir con el hecho de que las políticas actuales no afectan solamente a los productores agropecuarios, sino que afectan también a las comunidades del interior que sustentan sus economías en la producción de trigo.
Cualquier medida que se imponga a un sector atomizado de producción de commodities, tendrá una injerencia especial sobre el productor agropecuario que cosecha dichos granos. La intervención en los mercados a costas de medidas especiales provoca fuertes distorsiones y generan transferencias de recursos entre distintos eslabones de la cadena. Esta situación debe ser analizada y valorada en detalle para determinar cual es el impacto sobre el pequeño y mediano productor agropecuario.
Por último, consideramos que resulta necesario que la Administración Federal de Ingresos Públicos simplifique el sistema de registro de los productores agropecuarios en el Registro de Operadores de Granos. Los productores agropecuarios en su mayoría están fuera del registro y, bajo los mecanismos actuales, se hace poco menos que imposible volver al mismo, bien por la complejidad del sistema, o bien por la falta de accesibilidad al mismo.
Resulta sumamente necesario y urgente transparentar este mercado, reconociendo el impacto que las medidas indicadas tienen sobre el productor y las comunidades agropecuarias. No se puede perder más tiempo, la campaña del trigo 2010/2011 esta comenzando con la etapa de cosecha. Los productores agropecuarios, junto a la comunidad rural, están esperando que el Gobierno Nacional ejecute las medidas solicitadas a fin de que la producción de trigo obtenga la rentabilidad que el mercado le ofrece y se produzca una reinversión en el sector, de cara a la campaña 2011/2012.
Por todo lo expuesto anteriormente, es que solicitamos a las Sras. Diputadas y los Sres. Diputados acompañen en la sanción del presente Proyecto de Resolución.-
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
LINARES, MARIA VIRGINIA BUENOS AIRES GEN
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
AGRICULTURA Y GANADERIA (Primera Competencia)
COMERCIO
Trámite en comisión(Cámara de Diputados)
Fecha Movimiento Resultado
03/05/2011 ANÁLISIS DE PROYECTOS DE COMPETENCIA MIXTA Aprobado con modificaciones unificados en un sólo dictamen