Comisiones » Permanentes » Comisión Permanente de Comercio »

COMERCIO

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P01 Oficina 107

Martes 14.00hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-2108 Internos 2108/10/49

ccomercio@hcdn.gob.ar

PROYECTO DE RESOLUCION

Expediente: 1078-D-2010

Sumario: PEDIDO DE INFORMES AL PODER EJECUTIVO SOBRE DIVERSAS CUESTIONES RELACIONADAS CON LA PROHIBICION A LAS EXPORTACIONES DE CARNE.

Fecha: 17/03/2010

Publicado en: Trámite Parlamentario N° 16

Proyecto
Dirigirse al Poder Ejecutivo para solicitarle que, a través de los organismos correspondientes, informe acerca de la prohibición a las exportaciones de carne, al parecer con la intención de frenar la suba de precios que se advierte en este producto desde fines del año pasado, de acuerdo a lo siguiente:
1. Norma escrita, resolución, instrumento legal o decreto que avaló la prohibición de exportación de carne para todos los cortes, excepto los comprendidos dentro del cupo de la cuota Hilton.
2. Organismo responsable de la disposición e instrumentación que prohibió las exportaciones de carne.
3. Cantidad de contenedores de barcos, aviones y camiones detenidos y que se encontraban saliendo del país.
4. Cantidad y volumen del producto que se prohibió su exportación.
5. Se señale que otras medidas se aplicarían, para que se fije el precio del kilo vivo de la media res de acuerdo a las pautas y expectativas oficiales.
6. Como afecta la medida de prohibir la exportación a las fuentes de trabajos del sector, indicando la cantidad de trabajadores del sector frigorífico en riesgo de su fuente laboral por esta medida.
7. Toda otra información que permita a los legisladores poder contar con la información fehaciente sobre las medidas adoptadas y a adoptar y sus posibles consecuencias en el orden económico, productivo y laboral.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El Poder Ejecutivo, en forma sorpresiva, intempestiva, inconsulta y solapada, el viernes pasado prohibió de hecho, las exportaciones de carne al parecer, con la intención de frenar la suba de precios que se advierte en este producto desde fines del año pasado.
La prohibición, que fue aplicada, sin que nos conste al momento, de norma escrita, resolución o decreto que regiría para todos los cortes, excepto los comprendidos dentro del cupo de la cuota Hilton.
La falta de una comunicación oficial por escrito habría sido atribuida a la Secretaría de Comercio Interior, Aduana o Ministerio de Agricultura que en ningún momento dieron a conocer la norma que establecía la restricción.
Se habría llegado al extremo de bajar, por parte de la Aduana contenedores de barcos y aviones y detener camiones que estaban saliendo del país, con los consecuentes incumplimientos de los compromisos comerciales adquiridos por el país.
Asimismo, los frigoríficos exportadores y las compañías marítimas habrían sido advertidos por la Aduana que no enviaran contenedores por la restricción vigente.
Sostienen que la medida de la prohibición a las exportaciones buscaría que los sectores de la producción suscriban un nuevo acuerdo de precios, que fije el precio del kilo vivo de la media res en $ 5 pesos, casi un 50% menos que el precio actual de unos $ 9, lo que para los frigoríficos sería imposible.
Esta medida también habría causado preocupación al sector trabajador, dado que hay unos 18.000 trabajadores del sector frigorífico en riesgo de su fuente laboral por esta medida.
En general los sectores afectados por la medida, estiman que no se logrará frenar la escalada de precios de la carne iniciada a fines de año 2009, en donde se registró una suba superior al 40 %, dado que la causa es la falta de vacas y unos 4,5 millones de terneros que no se van a recuperar con el cierre de las exportaciones, así como el faltante de unos 20 kilos de carne por habitante hasta que se recomponga el stock.
Otras organizaciones ganaderas expresan que la suba de precios obedece a la existencia de unas 12 millones de cabezas para faenar este año, lo que equivalen a 2,5 millones de toneladas de carne, lo cual no alcanza para abastecer al mercado interno, siendo la necesidad de unos 3 millones de toneladas para cubrir los 70 kilos por habitante que se consumen en el país y como no se va a producir, la suba es inevitable.
Este tipo de medidas ya evidenciaron la ineficacia en el pasado cercano. Basta remontarnos al año 2006 cuando se cerraron las exportaciones, el precio al productor cayó hasta un 30 %, mientras que el precio en góndola subió un 5 %, demostrando que no bajó el precio del mostrador y se vio el perjuicio al productor.
Se advierte además, que la prohibición de exportaciones reitera el daño a la imagen del país como proveedor de carnes y por supuesto que afectará las negociaciones futuras en este campo, con el consiguiente costo de confiabilidad al ser considerados por los compradores potenciales, proveedores riesgosos.
Seguimos advirtiendo que este tipo de medidas, solo hacen que se destaque en el marco interno y externo la falta de políticas que incentiven la producción, y evidencien un intento de soluciones coyunturales que a la postre no logran los resultados que se pretenden.
Desde el punto de vista técnico de la producción, una vaca está lista para ir a faena luego de haber transcurrido entre dos y tres años, hasta que llega a un peso de 440 kilos. Ese sería el tiempo que le llevaría al país recuperar su producción ganadera para abastecer normalmente el consumo interno y sus tradicionales clientes del extranjero.
A causa de la intervención estatal, la producción se ubicó en una situación de crisis, que impactó especialmente en la ganadería de cría, dado que, en los últimos tres años, el stock ganadero de 60 millones de cabezas perdió 9 millones animales. Asimismo, el número de terneros descendió desde los 14,4 hasta los 11,5 millones y el consumo anual per cápita cayó hasta los 62 kilos y podría continuar la tendencia en los próximos meses.
En momentos de desarrollar el presente proyecto los medios de comunicación dan a conocer que desde el Ejecutivo se habría negado cualquier intervención de la Presidenta en el cierre de las ventas al exterior, y que desde la Secretaría de Comercio Interior se habría prometido la liberación de las ventas al exterior.
Esto nos evidencia una irresponsable improvisación de medidas y políticas al respecto, que no hacen sino agravar la situación económica interna y externa del país, a lo que se suma la inquietud para sostener los puestos laborales del sector.
Es por todo lo expresado que solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
DAHER, ZULEMA BEATRIZ SALTA PERONISMO FEDERAL
GARCIA, IRMA ADRIANA LA PAMPA PERONISMO FEDERAL
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
AGRICULTURA Y GANADERIA (Primera Competencia)
COMERCIO