Comisiones » Permanentes » Comisión Permanente de Comercio »

COMERCIO

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P01 Oficina 107

Martes 14.00hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-2108 Internos 2108/10/49

ccomercio@hcdn.gob.ar

PROYECTO DE RESOLUCION

Expediente: 4394-D-2012

Sumario: PEDIDO DE INFORMES VERBALES AL SEÑOR SECRETARIO DE COMERCIO INTERIOR, GUILLERMO MORENO, SOBRE DIVERSAS CUESTIONES RELACIONADAS CON LAS RESTRICCIONES A LAS IMPORTACIONES.

Fecha: 27/06/2012

Publicado en: Trámite Parlamentario N° 77

Proyecto
Citar al Secretario de Comercio Interior de la Nación Guillermo Moreno en virtud del artículo 204 del reglamento de la Cámara de Diputados y el artículo 71 de la Constitución Nacional, a fin de informar sobre las restricciones impuestas a las importaciones que están afectando seriamente el funcionamiento de la economía del país, y en particular sobre las siguientes cuestiones:
1. ¿Las medidas de restricciones a las importaciones son parte de una estrategia de política exterior? En caso afirmativo, ¿cuáles son los objetivos de la misma? ¿Qué evolución se espera en cuanto a las regulaciones del mercado cambiario?
2. El 95 % de los insumos importados que entran en el proceso productivo del sector de la Construcción, ¿se encuentran parados en puerto por las licencias no automáticas?
3. Si la respuesta al punto (2) fuera afirmativa, dada la modalidad del proceso productivo, ¿se tiene alguna estimación de las pérdidas económicas por las demoras que se ocasionan y los gastos consiguientes?
4. En relación al punto (3), informe si el Poder Ejecutivo Nacional cuenta con algún diagnóstico acerca de la magnitud de las pérdidas en puestos de trabajo que ocasionan dichas restricciones en el sector de la construcción, y además si disponen de alguna estrategia a corto/mediano plazo para revertirlas.
5. En la Industria Automotriz, ¿cuál es el porcentaje que ingresa de las piezas para los vehículos importados y cuál es el porcentaje de los elementos importados que se utilizan para reparar coches nacionales?
6. En el sector comercio y en particular las locaciones destinadas a la compra-venta de productos de importación de autos, motos, libros, electrodomésticos, medicamentos, alimentos y otros más, como pueden ser los insumos para el agro y la salud, ¿cuál es el porcentaje de cierre de locales ocasionado por estas restricciones?
7. En la actividad portuaria ¿Cuáles son las restricciones para los repuestos de las grúas pórtico, trasteiner y conteineras?
8. ¿Cuáles han sido los despidos en el polo productivo Ushuaia?
9. ¿Se ha evaluado el incremento en los costos de abastecimiento que surge de las medidas vigentes a partir de observar un especial daño en las PyME y el sector electrónico?
10. Argentina ha pasado a liderar la tabla de posiciones del Global Trade Alert como país que ha aplicado la mayor cantidad de trabas a las importaciones. ¿Hay argumentos que justifiquen esta situación? ¿Cuáles son ellos?
11. Habida cuenta que en el sector del agro el 65% de los productos fitosanitarios utilizados para toda la agricultura y la horticultura en Argentina depende de la importación, ¿se tiene algún diagnóstico de las pérdidas económicas en las cuales podría incurrir el sector si viese afectada la importación de aquél producto? De manera análoga, ¿se tiene un diagnóstico para el caso de los fertilizantes fosforados habida cuenta su escasez como recurso natural en nuestros suelos pampeanos con serios riesgos que su falta afecte la fertilidad de los mismos?
12. ¿Existe algún plan o medida de articulación del tipo de cambio que permita normalizar el comercio internacional de la Argentina con especial afectación en el Agro y demás sectores de la industria que dependen del suministro de insumos importados? De existir tal plan o medida, detallar el contenido de la misma.
13. Habida cuenta de la enorme dependencia del sector agrícola de la importación de maquinaria (tractores, cosechadoras y demás) y de autopartes, ¿qué medidas tienen previstas para paliar el faltante de la producción nacional en ese crítico rubro en el corto plazo?
14. En el sector de salud, ¿qué medidas se estarían tomando para mantener abastecido el mercado cuando casi ninguna materia prima química se sintetiza y/o se produce en el país, y cuyo faltante es crítico para la elaboración de medicamentos, alimentos, insecticidas, raticidas, agroquímicos, cosméticos, etc.?
15. ¿Ha evaluado la Secretaría de Comercio Interior si los sectores en los cuales se pretende que se reemplace con producción nacional por lo que antes se importaba son lo suficientemente competitivos como para no generar involuntariamente mercados monopólicos y oligopólicos?
16. ¿En base a qué normas la Secretaría de Comercio Interior interviene de este modo en el comercio exterior? ¿No está violando leyes básicas, acuerdos bilaterales e incluso derechos garantizados por la Constitución?
17. ¿Qué medidas se están considerando que permitan atenuar y/o controlar los daños colaterales que generan "inseguridad", deterioro de la "calidad" y pérdida de "confianza"?

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


En los últimos años se dieron todo tipo de subsidios, jubilaciones sin aportes correspondientes, subas de salarios desproporcionados y alejados de todo tipo de productividad en distintos sectores privilegiados que impactaron en los costos internos de las empresas. Además, se puso el acento en incentivar el consumo considerando a la inversión como algo secundario. Y todo ello enmarcado en un crecimiento del gasto público excesivo para el tamaño de economía que tiene la Argentina y una falta de inversión en infraestructura energética.
Como corolario de ello, vemos con preocupación el retraso del tipo de cambio que es lo que impulsó en su momento, entre otras causas, las importaciones que ahora queremos contener, y que por otro lado aceleró el proceso inflacionario actual.
Es por ello que observamos que las medidas tomadas en materia de importaciones no solo no corrigen estas distorsiones sino que las exacerba. La desconfianza ha aumentado, y con ello la demanda de dólares como opción de ahorro y además, la falta de insumos pareciera estar generando un freno en diversas actividades económicas. Sobretodo en la Pequeña y Mediana Empresa (PYME).
Lejos se está entonces de generar la confianza necesaria para que potenciales inversores lo hagan en sectores que produzcan bienes que hoy se importan si lo que se pretende es llevar adelante una política sana de sustitución de importaciones, porque las barreras proteccionistas son de muy corto plazo y sin fundamentos legales adecuados. Y si realmente lo hicieran y se comenzara a invertir para producir esos bienes, ¿qué tasa de retorno pedirán estos inversores para hacerlo, al invertir en sectores amparados por medidas arbitrarias, de dudosa legalidad y de corto plazo? En otras palabras, ¿a qué precio estarán dispuestos a producir esos bienes?
La consecuencia de todo ello es la escasez, el aumento de los precios de aquellos bienes cuya importación se prohíbe, rentas muy altas para quienes compiten con la importación amparados en el argumento del excesivo "riesgo país" y elevado "costo argentino", costos más altos para los consumidores, pérdidas para la generalidad de los productores que dependen de los insumos importados, y un proceso inflacionario que probablemente no baje, dado que depende de la política monetaria y del sistema regulatorio y no de la política comercial externa.
Pareciera que las autoridades se han olvidado de las dos funciones fundamentales del comercio exterior, a saber:
a) Aumentar y mejorar la producción de cada país teniendo en cuenta su inserción regional y/o mundial a partir del óptimo aprovechamiento de los términos de intercambio sin descuidar el proceso interno de evolución y modernización de la industria local, y teniendo muy presente que cada producto está conformado por numerosos ingredientes o componentes entre materias primas e insumos o aún servicios, que hace difícil pensar una actividad que no dependa de componentes extranjeros.
b) Aumentar y mejorar el consumo, y por ende, la calidad de vida de la población que nos lleva necesariamente a tener que competir ofreciendo lo mejor de nosotros para recibir del exterior todo aquello que sea necesario para nuestro mayor crecimiento y bienestar.
Queda claro que debemos defender el empleo ante las crisis económicas. Frente a la sorprendente e histórica crisis internacional y la necesidad de promover el empleo se fomentó la producción local. Ahora, si lo único que importa es el mercado interno porque genera empleo, corremos el riesgo de pensar que la importación lo destruye. Y mucho peor si pensamos que de paso también ahorramos divisas.
Una vez advertidos de la relevancia del comercio internacional, es importante insistir que las restricciones a las importaciones están complicando considerablemente la actividad productiva y comercial de la Argentina y se están viendo afectados varios sectores.
Pareciera ser que la razón de fondo por parte del gobierno es el enorme déficit de la balanza de pagos, que incluso estaría dejando al país sin divisas. Si tenemos en cuenta que la mayor parte de dicho déficit obedece al apartamiento de nuestra política monetaria hacia la apreciación ficticia de nuestra moneda (retraso del dólar) y a las condiciones de devaluación del Real en Brasil, es lógico y preocupante ver que las partidas que más han contribuido al déficit son:
componentes de automoción (8.773 millones de dólares);
bienes de capital (7.188 millones de dólares);
maquinaria y electrónicos (5.076 millones de dólares);
minerales y combustibles (3.772 millones de dólares);
químicos (2.886 millones dólares).
Una vez señalado lo anterior, cabe destacar que las preguntas 1, 10, 12 y 15 pretenden arrojar luz sobre la política general seguida en este aspecto del Comercio Exterior por la Argentina de la mano de la Secretaría de Comercio. Tal vez, la principal inquietud a develar con este pedido de informes dirigido al Secretario de Comercio Interior sea si se trata de medidas circunstanciales o hay que preverlo como una política estructural de fondo. Preocupa observar que instituciones privadas, como la "Global Trade Alert", nos ubique en el primer puesto de la tabla de los países que más medidas limitantes del comercio exterior han implementado en los últimos tiempos. Todos los países regulan y fuertemente su comercio exterior, pero en un mundo en el que "Google" permite a cualquiera conocer lo bueno y lo malo de un país con sólo apretar una tecla, estar a la cabeza de este tipo de tablas no le hace bien al país.
El sector de la Construcción (en manifestación de la Cámara de Importadores que agrupa a cientos de empresarios de la construcción) es uno de los sectores que se están viendo más afectados por esta política.
Las preguntas 2, 3 y 4 responden a las principales inquietudes del sector. Por la particularidad de esta industria, un gremio no puede entrar a trabajar, en líneas generales, si el anterior no pudo cumplir su cometido. Por estos días (junio 2012) el gobierno nacional está implementando un plan de estímulo a la construcción de vivienda nueva; es de esperar que las limitaciones a la compra-venta de moneda extranjera se solucione ya que dada la importante participación de componentes importados por el sector, podría darse el caso que una buena idea se viese contrarrestada por los efectos no deseados de una política de intervención en el mercado cambiario a contramano de las necesidades del sector.
La pregunta 5 apunta a desentrañar la realidad en cuanto al grado de afectación sobre la industria automotriz ya que diversas fuentes atestiguan que se percibe una desaceleración pronunciada en la actividad del sector que, mientras el crecimiento interanual del primer trimestre de 2011 había sido del 7,1%, este año el índice fue del 2,6 por ciento.
La 6 marca la incertidumbre que campea en todo el sector comercial. Los contratos de locación son de 3 años mínimos. Y medidas de entorpecimiento de las importaciones así como regulaciones desmedidas en la actividad cambiaria generan quebrantos en las mayorías de las PyME que son muy difíciles de soportar. Esto trae desocupación y pérdidas económicas que son necesarias cuantificar.
Una actividad que se ha visto de pronto perjudicada es la actividad portuaria con afectaciones en diversos planos, que las respuestas a las preguntas 7, 8 y 9 debieran tender a clarificar. Sindicalistas portuarios aseguran que hoy ya se trabaja en condiciones riesgosas por falta de las herramientas diarias de trabajo en el puerto donde es sabido que los repuestos nacionales no reemplazan a los productos importados para el mantenimiento que se requiere.
Como consecuencia de lo anterior, el abastecimiento normal y habitual se resiente, siendo el sector electrónico y las PyME´s los más castigados con estas medidas, llevando el denominado "costo argentino" por las nubes.
Las preguntas 11, 12 y 13 pretenden ahondar sobre las complicaciones que generan o podrían llegar a generar medidas regulatorias como las implementadas. A grandes rasgos, la producción agropecuaria depende en gran medida de insumos importados. Los 2 grandes rubros son agroquímicos, fertilizantes y maquinarias. En ambos casos hay importación de productos para uso directo, y productos intermedios en la cadena de valor para elaborar en Argentina el insumo o bien de capital utilizado por el agro. Lo más grave que estaría pasando por ahora es que las trabas y procesos administrativos implican un alargamiento del proceso de importación del orden de los 90 días. Esto implica tener una capacidad financiera para sobrellevar los riesgos, que solo la tienen algunos grandes. De este modo, cabe destacar que solo los principales productos fitosanitarios agrícolas seguirán importando, y hay expectativas de subas de precios, por concentrarse algunos productos en solo 4 o 5 importadores.
Conviene dimensionar (si bien a valores de 2010) el mercado de los fitosanitarios para tener una aproximación al problema real. El mercado argentino de este producto de unos 1.676 millones de dólares, de los cuales, 758 millones de dólares (45%) son productos importados y 337 millones de dólares (20%) son productos formulados en la Argentina con moléculas importadas.
Tal vez sea la incertidumbre de cómo se va a operar en el mercado de cambios lo que más preocupa dada la dinámica de este sector tan trascendente para la vida social y económica de nuestro país.
En el caso de Fertilizantes, la Argentina exporta (siempre sobre estadísticas de 2010) por 99 millones de dólares e importa por 772 Millones de dólares. Conviene resaltar dentro de la gravedad de las medidas sobre la importación de fertilizantes, y en forma especial a los fosforados, un recurso no renovable y escaso en nuestros suelos, en especial los pampeanos. Medidas como las actuales pueden deteriorar seriamente la fertilidad de nuestros suelos.
En resumen, la cosecha argentina de cereales, oleaginosas, frutas y verduras depende de la importación de unos 1.866 millones de dólares de agroquímicos y fertilizantes aproximadamente.
En cuanto a la Maquinaria agrícola, la Argentina ha tenido un importante desarrollo de la industria y exportación de maquinaria, pero sigue siendo deficitaria en algún tipo de maquinaria y la producción nacional es muy dependiente de autopartes importadas. Para el total de implementos comercializados en 2009, el 37% de las unidades y el 43% del valor era de maquinas importadas (ninguno de estos datos incluye los componentes importados que integran las maquinas fabricadas en Argentina que sabemos que es importante). El rubro donde el país es más deficitario es en las cosechadoras, donde el 69% (498 unidades de 724 totales) de las cosechadoras comercializadas en 2009 eran importadas, representando el 76% del valor de cosechadoras comercializadas. Argentina, es además deficitaria en tractores, que según las estadísticas de 2009, el 62% de los 4.025 tractores comercializados fueron importados.
En cuanto al sector de la salud, y sin pretender ser exhaustivos en este punto dado lo complejo que resulta, cabe señalar simplemente para evidenciar la gravedad de lo que estamos comentando, que casi ninguna materia prima química se sintetiza y/o se produce en el país, y la falta de ellas es medular en la elaboración de medicamentos. Con la respuesta a la pregunta 14 intentamos averiguar sintéticamente la visión del gobierno en esta materia.
Hemos trabajado en detalle los aspectos específicos que dañan a los diferentes sectores. Sin embargo no podemos cerrar este pedido de informes sin señalar los daños colaterales difíciles o imposibles de cuantificar, a saber:
a) Mayor inseguridad derivada de la falta de repuestos en el parque automotor. El delito está aumentando a la misma velocidad con que escasean los repuestos.
b) Mayor calidad se va deteriorando pues si bien se justifica la medida con el hecho de que se moviliza la industria nacional, la falta de confianza y un horizonte impreciso, hace que las empresas que se incorporan al mercado lo hacen para aprovechar (los que pueden) el momento, pero pocos empresarios de riesgo emergen en esa condición. En otras palabras, no se llega a plasmar una sustitución de importaciones duradera y de calidad. Estamos entonces ante un falso nacionalismo. En esa línea, los productos se van degradando ante la falta de insumos o repuestos originales.
c) Resignación y acostumbramiento de la sociedad a lo mediocre. ¿Cuánto menos invertirán extranjeros y argentinos por todas estas intervenciones arbitrarias y súbitas?
Por los motivos expuestos, Señor Presidente, solicito se apruebe el presente Proyecto de Resolución.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
BULLRICH, PATRICIA CIUDAD de BUENOS AIRES UNION POR TODOS
DE MARCHI, OMAR MENDOZA DEMOCRATA DE MENDOZA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ASUNTOS CONSTITUCIONALES (Primera Competencia)
COMERCIO
Trámite
Cámara Movimiento Fecha Resultado
Diputados SOLICITUD DE REPRODUCCION DEL PROYECTO PARA EL PERIODO 131 (2013), SEGUN LOS TERMINOS DEL ARTICULO 7 DE LA RESOLUCION DE LA HCD DEL 05/06/1996