Comisiones » Permanentes » Comisión Permanente de Comercio »

COMERCIO

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P01 Oficina 107

Martes 14.00hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-2108 Internos 2108/10/49

ccomercio@hcdn.gob.ar

PROYECTO DE DECLARACION

Expediente: 5185-D-2015

Sumario: SOLICITAR AL PODER EJECUTIVO DISPONGA LA SUSPENSION DEL INGRESO DE PRODUCTOS A LA PROVINCIA DE MENDOZA POR EL DERRAME DE CIANURO EN LA MINA VELADERO, PROVINCIA DE SAN JUAN.

Fecha: 23/09/2015

Publicado en: Trámite Parlamentario N° 128

Proyecto
Que vería con agrado que nuestro gobernador de la provincia de Mendoza, Dr. Francisco Perez, disponga la suspensión del ingreso de productos, y por tanto arbitre momentáneamente el cierre de la frontera entre las provincias, hasta tanto se establezca el grado de contaminación producido en el agua que riegan los frutos y vegetales, por el derrame de cianuro en la mina Veladero en la provincia de San Juan.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Ponemos a consideración un proyecto de Declaración por el cual solicitamos la suspensión del ingreso de productos de la provincia de San Juan a Mendoza, dado el grave problema acaecido con el derrame de cianuro en los ríos de la provincia vecina.
Hemos tomado conocimiento de la grave situación que está padeciendo la vecina provincia de San Juan debido a la rotura de un caño transportador y derrame de cianuro en el yacimiento de Veladero.
La actividad minera que está sosteniendo el gobierno de la provincia de San Juan tiene sus riesgos, pero el más peligroso de esos riesgos es justamente la utilización de cianuro en el proceso de separación del agua y el oro. Justamente ese químico por demás venenoso se ha derramado por rotura de una caño trasportador, por lo que está en peligro aguas abajo del yacimiento de Veladero y por lo tanto los ríos que afluyen desde la cordillera de los andes hacia el centro provincial que son los grandes centros urbanos que consumen y utilizan dichos ríos.
A tal fin es que describimos de manera suscinta esta situación, donde el pueblo sanjuanino de Jáchal, pasó de la "fiebre del oro" al "pánico minero", Hace 10 años, Veladero entusiasmó a la ciudad sanjuanina. Hace una semana, un derrame de cianuro despertó la alarma en muchos pobladores, que ahora están en pie de guerra contra el emprendimiento.
Casi 160 km de camino despoblado donde reina la vegetación autóctona y el paisaje de montaña llevan desde la ciudad de San Juan hasta San José de Jáchal, cabecera del departamento. Se trata de una ciudad pequeña con casas bajas que conserva varias de sus calles de tierra y que llama la atención por su plaza rodeada por la iglesia, la Municipalidad, la biblioteca y varios comercios. Le dicen la plaza del "palo verde", según cuentan los pobladores, y es uno de los símbolos de la "fiebre del oro" que llevó la minería.
En ese espacio de árboles añosos un grupo de personas comenzó a reunirse el lunes pasado alertadas por una pérdida de cianuro en la mina Veladero, que opera la empresa canadiense Barrick Gold desde hace 10 años. Desde entonces gran parte del pueblo se encuentra sumido en una situación de incertidumbre, temor y descreimiento. Es que dudan de la calidad del agua que utilizan tanto para beber como para sostener sus principales actividades: agricultura y ganadería. La información oficial habla del derrame de 220 mil
litros de solución cianurada que ingresaron al río Las Taguas, afluente del río Blanco que finaliza en el río Jáchal, principal curso de agua del pueblo.
Si bien el gobierno provincial ha emitido informes con estudios de agua que descartan la presencia de la sustancia en esos ríos, muchos descreen de la información y optan por consumir únicamente agua mineral, asumiendo el costo que eso implica. Mientras tanto, el juez Pablo Oritja dispuso que se distribuyera agua potable tanto en Jáchal como en Iglesias, departamento ubicado al norte, y que se suspendiera la actividad en la mina.
Los primeros en salir en defensa del agua fueron los jachalleros reunidos en la asamblea "Jáchal No Se Toca", que se formó en febrero de este año con el objetivo de frenar la explotación de uranio que estaba planeada en La Ciénaga y que finalmente lograron parar. Esta organización, además, cuenta con un lejano antecedente allá por 2003, cuando la Barrick comenzó con los primeros trabajos de exploración. "Se hicieron una serie de manifestaciones pero en ese entonces el gobernador aseguró que no iba a pasar nada, que se habían tomado todas las medidas de seguridad, que iban a trabajar con tecnología de punta y que nunca pasaría nada", recordó Laura Ruiz, parte de la asamblea y presente en la plaza el jueves, en este lugar donde hasta hace una semana la mayoría de la gente aceptaba en silencio la minería. La joven narró que cuando finalmente se instaló el emprendimiento Veladero las voces comenzaron a acallarse y las reuniones dejaron de concretarse: "La gente se confió, creyó que realmente se estaba trabajando bien y que esto nunca iba a ocurrir". Y explicó que el casco céntrico de Jáchal extrae agua de un acuífero diferente al río Jáchal, pero que las demás localidades sí se podrían ver afectadas por la contaminación debida al derrame de cianuro.
Aldo Sánchez trabaja en una calera cercana a Jáchal y si bien está preocupado por lo que sucede, no participa de las asambleas. "Desde que se instaló Veladero yo he notado una gran división en el pueblo: están los que trabajan en la mina y la defienden porque ganan muy bien y los que temen que perjudique a nuestro pueblo", expuso. A pesar de trabajar en un rubro relacionado, él mismo se pone en el segundo grupo, "porque todos tenemos hijos y hay muchas familias que viven de la agricultura y de a poco la han ido arruinando".
Como productora agrícola del distrito Pampa Vieja, Analía Santander amplió esta situación: "Las cosechas que uno hace no se pueden vender en ningún lado. La gente no te las compra porque sospecha que el agua está contaminada". También comentó que otro inconveniente se relaciona con la poca disponibilidad de agua del río Jáchal, de donde obtienen el líquido.
Pero un funcionario municipal también reconoció los aspectos negativos del el derrame del domingo: "Estos hechos puntuales acarrean un efecto negativo en la economía, fundamentalmente para el turismo y para la agricultura, sobre todo cuando hay proyectos de planes estratégicos para fomentar el turismo y para certificar producción orgánica, por ejemplo". En este sentido remarcó que se está pensando en plantear una serie de medidas judiciales para pedir un resarcimiento económico de la empresa sobre estos aspectos.
Una de las personas que alzó la voz en la asamblea que se realizó el jueves al mediodía en la plaza de Jáchal fue Saúl Ceballos, quien manifestó que se ha encargado un estudio de los componentes del agua en distintos puntos a un laboratorio de la UNCuyo. "Hemos pedido que se analice la presencia de cianuro, pero no sólo eso sino que se indague sobre la presencia de metales pesados como mercurio, plomo aluminio, arsénico, sulfato, entre otros, que también pueden estar presentes", detalló.
Por otro lado, un grupo de analistas de la ONU llegaron a San Juan para comprobar si quedaron contaminados los ríos Jáchal, Las Taguas y Blanco, la cuenca hídrica sobre la que se derramaron 224 mil litros de solución cianurada. Lo relevado por estos expertos será luego remitido al juez de Jáchal de la causa.
El juez penal Pablo Oritja advirtió que investiga si hubo "negligencia humana" en la apertura de una compuerta y falta de mantenimiento en una válvula que provocaron una falla en el plan de contingencia de la minera Barrick. Luego de la inspección ocular que encabezó en Veladero, donde ocurrió la fuga de solución cianurada, el juez Oritja señaló que la "rotura de la válvula es el hecho objetivo que genera el derrame" pero sostuvo que "están previstos los escapes en las normas de seguridad". "El tema es por qué falló el plan de contingencia para que el cianuro no llegara al río. Ahí está donde ha habido, en principio, una negligencia humana".
Atento a los hechos acontecidos, y teniendo en cuenta que desde la provincia de Mendoza se consumen diversos productos relacionados con el agua de la provincia vecina, el criterio de este legislador y a través del presente proyecto es que el gobernador de Mendoza suspenda el ingreso de productos con origen en la provincia de San Juan, tales como vinos, frutas, vegetales, etc, hasta tanto se conozca a ciencia cierta y con un 100 % de seguridad, que el agua de los ríos sanjuaninos no están contaminadas con cianuro.
Por estos breves fundamentos, y otros que se darán al momento de su tratamiento, es que solicito la aprobación del presente proyecto de Declaración.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
PRADINES, ROBERTO ARTURO MENDOZA DEMOCRATA DE MENDOZA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
COMERCIO (Primera Competencia)