PROYECTO DE DECLARACION


Expediente 6988-D-2013
Sumario: SOLICITAR AL PODER EJECUTIVO DISPONGA REALIZAR EL ESTUDIO ANTROPOMETRICO INDISPENSABLE PARA LA DETERMINACION DE LAS DISTINTAS TALLAS ADECUADAS A LA CONTEXTURA FISICA DE LA POBLACION ARGENTINA.
Fecha: 10/10/2013
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
DECLARA:


Que vería con agrado que el Poder Ejecutivo, a través de los organismos que correspondan adopte las medidas necesarias para que se realice el Estudio Antropométrico indispensable para la determinación de las distintas tallas adecuadas a la contextura física de la población argentina.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Consideramos que es menester que se realice el estudio antropométrico nacional, que permitiría avanzar sobre la problemática de la inexistencia de variedad de talles de indumentaria en nuestro país. Una gran cantidad de antecedentes y estudios demuestran la necesidad de este estudio. En primer lugar, se han presentado diversos proyectos de ley acerca de la problemática de los talles, entre los que se encuentra uno de nuestra autoría, que expresan la necesidad del estudio. Este proyecto de ley fue presentado por nosotros dos veces (expedientes 4483- D-2011 y 1309-D-2013), y fue discutido en la Comisión de Industria, pero no fue posible avanzar en su tratamiento debido a la carencia de un estudio antropométrico nacional. En segundo lugar, el Ministerio de Industria e INTI-Textiles se encuentran trabajando en la proyección de este estudio, la cual se encuentra plasmada en el resumen del "Anteproyecto para la realización de un estudio antropométrico de la población argentina", fechado en junio de 2013. En tercer lugar, el día 4 de noviembre de 2013, el Senado dio media sanción al proyecto de Ley de Régimen de Talles de la Senadora Latorre, que exige un estudio antropométrico.
La urgente necesidad de este estudio radica principalmente en que es crucial conocer sus resultados para la correcta proyección del funcionamiento de una ley nacional de talles. A su vez, esta ley es necesaria para preservar la salud de una población expuesta a estereotipos de belleza extremadamente exigentes. Al respecto, hay datos objetivos que demuestran que la falta de homogeneización o normalización de los talles (y la consecuente ausencia de oferta de variedad de talles) genera efectos negativos en los sujetos, en particular, femeninos. Según la ONG AnyBody, que realizó una importante encuesta en los shoppings de nuestro país a casi 400 mujeres, aproximadamente el 65% tiene dificultades para encontrar ropa de su talle. Esto demuestra que las mujeres se topan con dificultades a la hora de comprar ropa, lo cual tiene como consecuencia que una actividad placentera se convierta en una fuente de sufrimiento y discriminación. Por esta razón, también el INADI reclama una ley de talles nacional.
Además, según la misma ONG, más del 50% de las mujeres quisiera tener un talle más chico y el 70% de las mujeres sienten disgusto por su cuerpo cuando buscan ropa. Sólo el 5% de las entrevistadas están contentas con su cuerpo. Según el diario La Nación, "hoy, las chicas de entre 15 y 19 años representan el 15% de las pacientes que los cirujanos plásticos reciben en sus consultorios. Y no sólo están disconformes con su nariz o quieren un implante mamario (dos de las operaciones más clásicas), sino que ya recurren a técnicas como el Botox y los rellenos con ácido hialurónico". Estas estadísticas hacen patente el profundo sufrimiento y disconformidad con el propio cuerpo que generan los estereotipos de belleza impuestos en nuestra sociedad, sufrimiento agravado por la discriminación que genera la falta de talles para todas las variantes antropométricas.
La falta de stock de una amplia gama de talles no sólo produce consecuencias subjetivas en las/los consumidoras/es, sino que también tiene consecuencias económicas para las empresas de indumentaria: puede suponerse que el hecho de que siete de cada diez mujeres no encuentra ropa de su talle tiene repercusiones en el consumo. Es decir, si hubiera mayor oferta de talles, habría mayor consumo de indumentaria. En consonancia con esta estimación, Monique Altschul, de Mujeres en Igualdad, afirma que los argumentos de los fabricantes de ropa "plantean que les resulta más caro fabricar talles grandes, que se desvirtúan sus diseños, que no hay en el país una moldería para esas proporciones, que es muy difícil unificar los talles por no existir un análisis antropométrico de la mujer argentina. Sin embargo, las marcas que confeccionan talles grandes dicen que los problemas económicos no son reales, que unos pocos centímetros de tela no tienen incidencia significativa".
Sin embargo, para poder avanzar sobre la variedad de oferta de talles, es menester realizar el estudio antropométrico en la población argentina, para poder unificar los talles.
Este estudio no sólo sería funcional a la ley de talles, sino que también sería útil en el diseño industrial, en la biomecánica y en la arquitectura, donde también se emplean datos estadísticos sobre la distribución de medidas corporales de la población para optimizar los productos. Por ejemplo, en el caso de la arquitectura, el estudio antropométrico arroja datos que permiten conocer los espacios mínimos que el hombre necesita para desenvolverse diariamente, los cuales deben de ser considerados en el diseño de su entorno. Además, los datos arrojados por el estudio serían útiles en el ámbito de la salud, ya que permitiría diagnosticar poblaciones vulnerables (por zona geográfica, edad, género, etc.) a enfermedades y trastornos, como la obesidad, la desnutrición, y la anorexia. En España, por ejemplo, el estudio antropométrico realizado en 2007, arrojó como algunas de sus conclusiones, que la obesidad en las mujeres está asociada con la edad avanzada, y que siete de cada diez mujeres con delgadez severa están contentas con su físico, las cuales necesitarían ayuda médica para abordar su situación. Respecto de la problemática de los talles, el estudio antropométrico español concluye: "El nivel de satisfacción de las mujeres con su cuerpo, mayoritario, y el hecho de que ocho de cada diez esté en un Índice de Masa Corporal, considerado convencional y no preocupante desde el punto de vista de lo saludable, choca frontalmente con el dato de que el 40% de ellas encuentre problemas, siempre o algunas veces, para encontrar ropa de su talla. Estos problemas se agudizan en la franja de edad de 19 a 30 años. De ellas, el 13,4% siempre tiene problemas para encontrar ropa, mientras el 33,3% los tiene a veces. El principal motivo, en todas las edades estudiadas, es que la ropa es más pequeña que ellas (el 43,4% de los casos)."
Por todas estas razones, y teniendo en cuenta la necesidad de una Ley Nacional de Talles y de la información acerca de las idiosincrasias de nuestra propia población que nos proveería un estudio antropométrico, llamo a mis pares a que acompañen este proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
REGAZZOLI, MARIA CRISTINA LA PAMPA PARTIDO JUSTICIALISTA LA PAMPA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
COMERCIO (Primera Competencia)
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
REGAZZOLI, MARIA CRISTINA LA PAMPA PARTIDO JUSTICIALISTA LA PAMPA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
COMERCIO (Primera Competencia)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.